Extracción de metales

El servicio de extracción de metales constituye un sistema preciso, rápido, portátil, altamente automatizado y térmicamente no invasivo con el metal base.

El equipo y los procesos son tan precisos que podemos eliminar el núcleo completo de un espárrago y no dañar ninguna rosca. En lo que se refiere a eliminación de metales de cualquier tipo, nuestros técnicos especializados pueden llevar a cabo este servicio de forma eficaz y mucho más rápido que otros métodos convencionales como la perforación, el esmerilado, el ranurado con arco o la fundición.

 

Funcionamiento.

La máquina utiliza una arco eléctrico para fundir el metal, el agua que utiliza la maquina además de enfriar la pieza va eliminado el metal fundido.

Debido a la exactitud de cada uno de los electrodos utilizados, podemos alcanzar una precisión de unas pocas décimas de milímetro, por lo que es posible retirar incluso roscas finas sin dañar el alojamiento del perno.

La máquina utiliza energía eléctrica, aire comprimido y flujo de agua.

A medida que la vibración del electrodo crea el arco, el metal se va fundiendo.

La ventaja del sistema es que el calor no se acumula en la pieza, ya que el flujo de agua enfría la pieza manteniendo la temperatura en torno a los 40 °C.

 

Ventajas y diferencias respecto a método tradicional.

Sistema innovador
No existe limitación en material a remover.
Operación continua (aire, agua, energía eléctrica)
No existe esfuerzo mecánico, alineación verificable y corregible
Peso de todo el equipamiento 3.000 [kg]
Versatilidad en posicionamiento (cabezal articulado, base magnética)
×